¿Cumplirás con tus metas?


¿Cuántas metas de las que te pusiste este año has logrado hasta ahora?
¿Cuántos sueños incumplidos se ocultan en los confines de tu mente?
¿Cómo te está funcionando todo esto?

Obtener los mejores resultados que queremos ya sea en nuestras vidas o en nuestras empresas es el tópico de hoy en día.

La incapacidad para producir resultados se complica aún más cuando empiezas a soñar en grande. Supongamos que deseas aumentar las ventas en tu empresa el 100% en tres meses. La sola fijación de metas no será suficiente. Necesitas grandes cambios tanto en tus pensamientos como en la forma de hacer las cosas y no todo el mundo está listo para ese tipo de acción.   ¿Lo estás tú?

El patrón típico comienza con un "gran plan" sobre algo que deseas obtener en el futuro;
tan imponente y enorme como una montaña. Cuando comienzas a comprender el esfuerzo que conlleva conseguir los objetivos que deseas, un sin número de consideraciones comienzan a aflorar. En lugar de ir construyendo tu montaña cargando las pequeñas piedras primero, te paralizas y racionalizas argumentos que te impiden tomar acción. Aguarda el mejor momento, espera a que las cosas se tornen mucho más cómodas y ponte en acción...

Para "tener" cualquier cosa en la vida, tenemos que "hacer" algo. Si deseas obtener riquezas debes invertir. Antes de exigir respeto lo debes ganar. Lo que quieras, es necesario "hacerlo" con el fin de "obtenerlo". No hay otra manera; lo que siembras....cosechas.

Es importante que te conviertas en la persona que tiene las cualidades o las cosas que deseas. Debes abarcar y crecer en las creencias, valores y actitudes que encarnan ese tipo de persona. Todos hemos oído hablar del ganador de la lotería, quien en unos años perdió todo lo que había ganado. ¡Él no se convirtió en "millonario"!

En las empresas es lo mismo. Si quieres atraer una clientela de primer grado, debes sentir y proyectar que eres propio para ese tipo de clientela.
La próxima vez que planifiques, piensa en la fórmula:

Ser-Hacer-Tener

 ¿Quién tengo que ser para hacer y tener lo que deseo?
Primero, debes estar absolutamente claro en lo quieres. Entonces, haz una lista de las cosas que vas a necesitar con la finalidad de alcanzar ese objetivo. Continua haciendo una lista de los valores, creencias, puntos fuertes y las actitudes que necesitas cultivar, a fin de poder realizarlas.
Comenzar a ser la persona que tratas de convertirte en el futuro, hace mucho más fácil tomar decisiones y acciones que sean coherentes y alineadas con tales objetivos. Camina un kilómetro con los zapatos de esa persona que deseas ser. Estos pueden ser tan cómodos que no te los querrás quitar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario