Warren Buffet, el oráculo de Omaha

Warren Buffet
Una de las tareas que realizo no solo como motivación sino como aprendizaje, es estudiar la vida de los que llegaron a convertirse en millonarios. Es por ello que hoy comparto algunos datos interesantes del inversionista multimillonario más exitoso de Wall Street, Warren Buffet.

Nació el 30 de agosto de 1930 en Omaha (Nebraska), lo llaman el oráculo de Omaha, actualmente es el 2° hombre más rico del mundo, genio de las finanzas, inversionista y filántropo, con solo 14 años compró su primera acción (y se arrepiente de haberlo hecho tan tarde), a los 15 años ya tenía claro el lugar donde podría hacerse rico, la Bolsa. Empezó a operar con u$s100 propios y hoy su fortuna llega a los u$s52 mil millones. Hijo de un corredor de bolsa, en 1962 comenzó a comprar acciones de Berkshire Hathaway, una compañía manufacturera de textiles que estaba en bancarrota. Muchos lo criticaron ya que la compañía estaba arruinada, hoy es una de las más grandes del mundo.

FILOSOFÍA DE VIDA DE WARREN BUFFET

-No tiene seguridad personal ni chofer, maneja su propio auto.
-No viaja en aviones privados, a pesar de que es dueño de una de las aerolíneas de jets privados más grande del mundo.
-Su empresa Berkshire Hathaway es dueña de 63 compañías.
-Le escribe una carta a todos los CEO de las empresas deseándoles buenos augurios.
-No mantiene reuniones jamás ni los llama por teléfono.
-Le dio dos reglas a sus directivos. 1)Jamás perder la plata de los accionistas. 2)Nunca se olvide de la regla N°1.
-No socializa con la clase alta. Su pasatiempo es prepararse pochoclo y mirar televisión.
-No usa celular ni computadora.
-Recomendaciones para los jóvenes: aléjense de las tarjetas de crédito y sus ahorros inviértanlos en ustedes mismos y recuerden: el dinero no hace al hombre, el hombre hace el dinero.
-Vive tu vida tan simple como eres.
-No hagas lo que otros te digan, solo escúchalos. Haz lo que te haga sentir bien.
-No uses cosas por sus marcas, solo usa aquello que te haga sentir bien.
-El año pasado buffet sentenció donar 85% de su fortuna a instituciones benéficas y entre otras donaciones, le entregó u$s31.000 millones a la fundación del matrimonio Gates.

LAS 20 REGLAS DE WARREN BUFFET 

Nunca invierta en negocios que no pueda entender.
Si no puede ver caer un 50% su inversión sin pánico, no invierta en el mercado de valores.
No intente predecir la dirección del mercado, la economía, los tipos de interés o las elecciones.
Compre compañías con buen historial de beneficios y posición dominante del mercado.
Sea temeroso en el momento en que otros son codiciosos y viceversa.
El optimismo es el enemigo del comprador racional.
La capacidad para decir “no” es una enorme ventaja para un inversor.

Gran parte del éxito puede atribuirse a la inactividad. La mayoría de los inversores no resisten a la tentación de comprar y vender constantemente, sin embargo la piedra angular debe ser el letargo, bordeando la pereza.

Para invertir con éxito durante toda la vida no se necesita un cociente intelectual desorbitado, una intuición empresarial insólita o disponer de información privilegiada. Lo que se requiere es un marco intelectual firme para tomar decisiones y la capacidad de evitar que las emociones destruyan ese marco.

Las oscilaciones salvajes de precios están más relacionadas al comportamiento de los inversores que a los resultados empresarios.

Un inversor necesita realizar muy pocas cosas bien si evita grandes errores. No es necesario realizar algo extraordinario para conseguir resultados excelentes.

No tome seriamente los resultados anuales, sino los promedios de 4 y 5 años.

Céntrese en el retorno de la inversión, no en las ganancias por acción, el nivel de endeudamiento ni los márgenes de beneficio.

Invierta siempre a largo plazo.

Recuerde siempre que el mercado de valores es maníaco-depresivo.

Compre un negocio, no alquile las acciones.

Busque empresas con mercados amplios, fuerte imagen de marca y consumidores fieles, como Gillette o Coca Cola.

También son interesantes algunas compañías con marcas consolidadas sin embargo que están infravaloradas por dificultades transitorias. Para buscar estas oportunidades, deben aprovecharse los mercados bajistas.

Busque compañías con gran capacidad de generación de efectivo y que, una vez que marchan no necesiten grandes reinversiones.

Mientras mas absurdo sea el comportamiento del mercado, mejor será la oportunidad para el inversor metódico.

Espero que le haya servido de motivación esta información.

Nos vemos pronto.
Gonzalo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario