Invirtiendo en Bonos

Bonos
Estimados lectores, hoy haremos una pequeña introducción sobre otro de los instrumentos de inversión que contamos en el Mercado Bursátil. Los Bonos.

Antes de adentrarnos en el tema, me gustaría hacer una pequeña aclaración, ya que muchos confunden el comprar acciones con comprar bonos. Y son dos cosas totalmente distintas.

Cuando compramos acciones, estamos comprando una parte de la compañía, o sea somos parte de los activos de esa compañía. Incluso si reparte dividendos, tenemos el derecho de recibirlos también.

Cuando compramos bonos, lo que hacemos es prestarle dinero a la empresa o a esa entidad que los emite, pero no participamos de sus activos, ni podemos recibir dividendos.

A esta inversión, se le llama invertir en deuda. Le damos un préstamo a la compañía para recibir una plusvalía durante un período determinado. 

Ahora bien, ¿para que una compañía o entidad emite bonos? Puede ser para muchas razones; para financiar sus operaciones, para hacer alguna adquisición, para pagar alguna deuda pasada, etc. Cada vez que una compañía necesita financiamiento, emite lotes de bonos.

El mayor emisor de bonos es el tesoro del gobierno federal de Estados Unidos, y los emiten cuando no recibe lo suficiente para financiarse en la recolección de impuestos. O sea, si el déficit (que sería la diferencia anual entre los impuestos recibidos y sus obligaciones) es muy grande, entonces se financian de ésta forma y cubren los costos. Los bonos del gobierno de Estados Unidos, pueden tener un período de hasta 30 años y el retorno si bien es relativamente pequeño, es más seguro que si compramos bonos municipales o de alguna empresa en particular.

El riesgo aumenta cuanto mas dure el período de madurez de un bono, pero al mismo tiempo el retorno es mas elevado. Lo que se recibe como tasa de interés se denomina cupón.

A pesar de la popularidad de la compra de acciones, el mercado de bonos es mucho más grande que el mercado accionario. Y el mínimo para invertir es de u$s1000.

Pasemos al proceso de venta: el gobierno emite inicialmente por medio de una subasta. Los principales compradores son las instituciones financieras (aseguradoras, casas de corretaje de bolsa, bancos, fondos mutuos, gobiernos extranjeros, etc). Ellos son los primeros en comprar los grandes lotes de bonos.

Nosotros también podemos comprar bonos a través de una casa de corretaje de bolsa o de una institución donde tengamos nuestra cuenta de inversión.

¿Existe algún riesgo en la compra de bonos? Sí, el mayor obstáculo es la inflación. Supongamos que compramos bonos a una tasa del 5% anual, y ese mismo año se reporta una tasa de inflación del 6% anual. En ese caso, se depreciaría nuestro portafolio, porque no llegaríamos a cubrir ese interés que íbamos a obtener.

Lo más recomendable si invertimos en bonos, es comprar los emitidos por la tesorería del gobierno de Estados Unidos. Son mucho más seguros, ya que el gobierno federal siempre ha pagado.

Hasta acá por hoy, seguiremos más adelante hablando sobre este interesante instrumento de inversión.

Nos vemos pronto.
Gonzalo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario