El mejor Amigo del Hombre, puede salir caro

El mejor Amigo del Hombre, puede salir caro

Tener una mascota no sólo es cariño y felicidad. Implica tiempo, esfuerzo y dinero. ¿Estás listo? 

Pero espera, también debe de gustarles sacarlo a pasear, limpiar sus desechos, llevarlo al veterinario, darle sus medicinas cuando esté enfermo... ¿estás seguro de que vas a comprometerte con todas estas responsabilidades? 

Una mascota no es un objeto que puedes usar y tirar en el momento en el que ya no lo necesites. 

Suena obvio pero hay personas que no lo tiene claro, que los maltrata y los abandona.
Es un ser vivo por lo que es capaz de sentir frío, hambre, miedo y tristeza y esto lo tienes que tomar en cuenta antes de dar el sí a la entrada de una mascota a tu casa porque en cuanto entre, él te considerará como de su manada. En términos humanos, prácticamente como su familia. 

Debes de analizar y aceptar la idea, porque abrirle la puerta con el objetivo de deshacerte de él nunca debe de ser una opción. 

Las cifras de abandono son desgarradoras. Siete de cada 10 de los perros tenía
un hogar y fue abandonado o es víctima de maltrato, de acuerdo con el Centro de Adopción y Rescate Animal. Además de la crueldad implícita, los perros callejeros son un problema de salud para el país debido a las enfermedades que pueden contraer si no se les vacuna y a las heces al aire libre que generan.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud, hay cerca de 22 millones de perros, de los cuales, cerca de la mitad viven en las calles. 

"Hay que estar conscientes de que tener un perro implica tiempo, esfuerzo y dinero. Si no estás dispuesto a darle estas cosas, mejor regala un peluche. Es un compromiso que puede durar hasta 15 años, así que piénsalo bien. 

el mejor amigo del hombre

Cada vez queremos más
 
La tendencia a tener perro cada vez está creciendo más en nuestro país.
¿A qué se debe? Cada vez más frecuentemente la gente decide tener un perro en casa debido a que hay más gente que vive sola y a que hay más personas mayores que viven solas o en pareja, lo cual les impulsa a tener una mascota y a invertir su ingreso en su alimentación y cuidado. 

Después del sí
 
Abandona la creencia de que comprar un "perro de raza" es lo más ‘chic'. Esta práctica incluso ya está prohibida en algunos estados de Estados Unidos y Canadá por considerarse maltrato animal, así que la recomendación de muchas organizaciones es adoptar. 

Pero, ¿qué perro adoptar? Para saberlo, analiza cómo es tu estilo de vida. 

Si eres triatlonista no puedes comprarte un bull dog porque le va a dar un paro cardiaco a la primera vuelta que des. Si te gusta acostarte en la sala todo el tiempo no compres uno activo porque te vas a volver loco. Lo puedes recoger directamente de la calle o acudir a algún albergue. La ventaja de estos últimos es que ya te lo entregarán esterilizado y desparasitado, aunque seguramente tendrás que aportar alguna cuota, la mayoría de las veces voluntaria. 

Si lo recoges de la calle podrás tener la satisfacción de haber rescatado a un pequeño que sin ti seguramente se encontraría famélico y viviendo unas duras condiciones de vida. 

Gastos iniciales
 
Nada de spa, restaurante ni ningún otro servicio canino. Los perros en realidad necesitan cosas básicas pero algo primordial: tu atención. 

No tienes que gastar muchísimo y en muchas cosas. Es mil veces mejor que les des atención y tiempo a que les des mil juguetes. Si tu perro tiene sólo una pelota, no importa, el chiste es que se la avientes y juegues con él. 

Entre los objetos necesarios están una correa, placa -indispensable, con tu nombre y número de teléfono por si se pierde- collar, plato para comer, cama y un juguete.
Si a estos objetos le aumentas un kilo de croquetas, champú, cepillo y casa, la Procuraduría Federal del Consumidor estima que podrías gastarte entre mil 124 y 5 mil 502 pesos. 

Además, tendrás que desparasitarlo y vacunarlo si todavía no lo está. Hay lugares como la Protectora Nacional de Animales en donde es posible recibir atención médica a bajo costo. Para todo esto se necesita entre mil y mil 500 pesos.

Por supuesto, no hay que olvidar la comida canina. Los precios son sumamente variables y dependen de la calidad y del tamaño del costal, a menor tamaño más alto es el precio. La recomendación es que sea un alimento sin granos y bajo en carbohidratos. 

Toma en cuenta también que el gobierno mexicano considera que comprar comida de perro es una manifestación de riqueza. No, no es broma. 

Así lo dejó asentado en la Ley de Ingresos que fue aprobada así que desde este año quienes compren estos productos tendrán que pagar 16% de IVA, lo que hace más caro de lo que era hace un año el tener una mascota. 

De acuerdo con un estimado realizado por la Profeco, en una raza mediana el desembolso al año ascendería a 2 mil 624 pesos considerando el precio mínimo de croquetas. Tomando en cuenta el máximo, el costo sería de 13 mil 158 pesos. Eso a cifras de 2010, cuando todavía el precio no subía. 
el mejor amigo del hombre

Más gastos
 
Hay otros costes que tienes que considerar como las vacunas, desparasitación y al menos una visita al veterinario de manera anual. Para ello tienes que calcular entre 2 mil y 3 mil pesos. 

Si quieres que tu perro esté educado, necesitas dedicarle tiempo y esfuerzo. En este sentido, es recomendable que la educación corra a tu cargo porque al final, es la manera en la que se formará un vínculo entre tú y él. El juego es una parte muy importante que hará que tu mascota esté equilibrada y feliz. 

Sin embargo, en algunas ocasiones es necesario que tu mascota reciba cierto entrenamiento. Para ello, tendrás que tener preparados varios cientos de pesos. El precio es variable pero la clase puede costarte al menos 200 pesos. 

Si no puedes dedicarle el suficiente tiempo, quizá requieras un paseador. Hay algunos que pueden pasar por tu mascota a tu casa. Ten listos al menos 800 por semana, al menos.
Al mes tienes que bañarlo al menos una vez, lo que supone al menos 150 pesos. 

Haz sumas pero sobre todo, haz consciencia de lo que implica darle la bienvenida a Firuláis.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario